La acreditación institucional es un proceso voluntario de aseguramiento de la calidad de las principales funciones de la Universidad y que se explicitan en su misión y focos estratégicos. Uno de sus principales objetivos es fomentar y dar garantía pública de la calidad de las instituciones de educación superior, a través de evaluaciones sistemáticas.

Considera una evaluación interna con validación externa, que se concreta posteriormente con un veredicto de acreditada o no, por parte de la Comisión Nacional de Acreditación (CNA-Chile) con una gradación de hasta siete años. Los procesos de evaluación interna y acreditación son ciclos y buscan promover en la institución una cultura de evaluación y la implementación de acciones de mejora continua.

Si la Universidad está acreditada, es decir tiene la certificación otorgada por CNA-Chile, respecto de la implementación de sus mecanismos de aseguramiento de la calidad, entonces los alumnos nuevos podrán optar al financiamiento estatal o recursos que cuenten con su garantía para el pago de sus estudios.